VENTANAS ROTAS
Por: Víctor Manuel Vallejo Cruz
A un año de la elección de Trump
2017-11-09 /
Este 8 de noviembre se cumplió un año de la sacudida al establishment de la élite política de los Estados Unidos con la irrupción del magnate inmobiliario Donald Trump, al alcanzar la victoria en la contienda electoral por la presidencia de los Estados Unidos. La xenofobia, el proteccionismo económico, la construcción de un muro en la frontera entre nuestro país, el desmantelamiento de las principales políticas sociales como el Obamacare, destinado a brindar seguridad social a los grupos más desprotegidos de su sociedad y, por supuesto, detener el flujo migratorio de países que, como el nuestro, que envían cientos de miles de inmigrantes ilegales en búsqueda de una mejor calidad de vida para sus familias, toda esta retórica fue capaz de galvanizar a la derecha y ultraderecha del espectro político, pero sobre todo, llegarle a los votantes blancos, de baja escolaridad, que están sufriendo por la pérdida de sus empleos que son trasladados fuera de los Estados Unidos, hicieron posible este triunfo que para muchos fue una verdadera sorpresa.

Hoy muy pocos son los logros que puede presumir la administración de Donald Trump, empañada por supuesto, por la construcción lenta pero a paso firme, de una investigación sobre los principales actores de la campaña y su relación inconfesable con el gobierno de Rusia, con quien aparentemente encontró un formidable aliado capaz de contar con recursos generosos para descarrilar la campaña de su contrincante Hillary Clinton, y que al menos cuenta ya con un colaborador de la campaña republicana, George Papadopoulos, quien confiesa al FBI que efectivamente mintió sobre sus reuniones que sostuvo con funcionarios rusos que presuntamente entregaron material que pudiera ser empleado contra la candidata demócrata.

Con Trump, Estados Unidos abandona a pasos agigantados el liderazgo mundial. De forma clara se aprecia con la renuncia a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) a la que considera como un organismo abiertamente hostil contra Israel, su negativa a continuar con las negociaciones del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP) que derivaría en un acuerdo comercial con la zona de mayor dinamismo económico del mundo y que por cierto excluía a China, para consolidar la presencia norteamericana en la región asiática. Su retiro del Acuerdo de París, que pretende reducir las emisiones de gases de invernadero como parte esencial de la lucha contra el calentamiento del planeta, son quizás las muestras del aislacionismo con el que la administración Trump entiende su vinculación con el resto del mundo.

Mientras tanto, las elecciones locales celebradas ayer resultaron con sendas derrotas para el Partido Republicano, quien no fue capaz de conservar la gubernatura de Nueva Jersey, además de perder las de Virginia y Nueva York y diversas alcaldías y legislatura locales, lo que propició una jubilosa celebración en redes sociales de los principales liderazgos demócratas encabezados por el ex presidente Barack Obama, su ex vicepresidente Joe Biden y, por supuesto, Hillary Clinton, quien se re tuiteo con este mensaje “Las Escrituras nos dicen: no nos cansemos de hacer el bien, porque a su debido tiempo cosecharemos si no nos desanimamos.”

A pesar de la retórica anti inmigrante pero en especial contra la que proviene desde la frontera sur de los Estados Unidos, las cifras nos indican de acuerdo con la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación que, para el período enero a septiembre de 2016, se habían llevado a cabo 164,417 eventos de deportación, entendiendo la expresión eventos debido a que una misma persona pudo haber sido repatriada en más de una ocasión. Esa cifra contrasta con la que nos proporciona la misma dependencia pero para el período enero a septiembre de 2017, en la que se registraron 119,710 eventos de deportación. En otras palabras, ha disminuido los eventos de deportación entre un año y el otro en un 27.19 %.

A pesar de todo lo anterior, no podemos dar por muerta a la administración de Trump. Por el contrario, ante la carencia de resultados que puedan ser presumidos a su base de radicales de derecha – supremacistas, aislacionistas, basada en la discriminación y el odio contra los que no son anglosajones – es bien previsible que su próxima atención se dirija a nuestro país, sobre todo ahora que estamos en la renegociación del Tratado de Libre Comercio, al que considera el peor tratado negociado por los Estados Unidos, que ha propiciado la pérdida de considerables empleos en el sector manufacturero – sin tomar en cuenta la innovación tecnológica alcanzada por la presencia considerable de robots sobre todo en la línea de ensamblaje de vehículos – por lo que es bien probable que se le ocurra retirar a su país de este acuerdo, a pesar de la cada vez mayor presencia de organizaciones empresariales y empresas privadas, dispuestas a dar la batalla legal ante las cortes de ese país, para confrontar la decisión de cancelarlo. A pesar de todo, dicen que cuando el animal está herido, es igual o más peligroso, y esa es la situación de la administración de Trump. O usted que piensa estimado lector.



email: vallejo.67@hotmail.com
Twitter: @vmvcvallejo
www.facebook.com/vmvcvallejo
 
 
MAS ENTRADAS
2017-09-20 / La violencia que acecha a la mujer mexicana
2017-09-15 / ¿Somos solidarios en la tragedia?
2017-09-08 / La CDMX la capital del entretenimiento
2017-08-31 / La corrupción de todos los días
2017-08-03 / Veracruzanos decepcionados de su gobernador
2017-07-31 / 2017: hacia el mayor número de homicidios en el país
2017-07-19 / Duarte: circo, maroma y teatro
2017-07-12 / Desaparecidos
2017-07-10 / Los populistas que quebraron a PEMEX
2017-06-30 / Homicidios dolosos a la alza en el país
 
LINCE NOTICIAS
Lanzan ?huevazo? a López Obrador en Huatusco, Ver.
  Retiran Ambulantes de la SEV
  Familiares de desaparecidos ?dan la espalda? a Campa y abuchean a fiscal en Veracruz
Ver más videos